Reciba nuestro boletín informativo

Introduzca su dirección de correo electrónico e irá recibiendo las novedades de obras y artistas regularmente en su cuenta de correo.

Gracias a todos

En este primer post de la página dejadme que hable un poco de mí, prometo que no lo haré más. Ayer, 12 de Septiembre de 2013, celebramos la primera inauguración de la nueva Galería de Arte Salduba.

Anteriormente pertenecía al Grupo de Arte Escolà, y ahora la llevo yo en solitario, bueno en solitario no.

Creo que lo primero que debo hacer es dar las gracias, y me gustaría empezar agradeciéndoles a todos los Socios, clientes, amigos, conocidos y saludados que durante estas 11 temporadas han ido dando su apoyo, su empujoncito a la Galería de Arte Salduba, y la han puesto en el lugar que le toca en Zaragoza y en España.

Quiero agradecer también todo su apoyo y ayuda a la familia de Eva, quienes me ayudan más de los que piensan, y se lo agradezco menos de lo que se merecen.

Quiero ser agradecido también con los más de 300 artistas, que en mayor o menor proporción han expuesto sus obras aquí, y han hecho crecer la galería. Y en especial a José Ma. Solà y Kay Woo porque no solo han creído en mí, en la Galería Salduba y en Zaragoza, sino que además han querido ser la primera de la que esperemos sea una larga lista de exposiciones.

Quiero agradecérselo también a mi familia, empezando por mis abuelos, a los que habéis visto por la galería y a los que no. A mis padres, hermanos, sobrino, tíos, primos, y sobretodo a mi padre que ya no está aquí, pero sí está por aquí. A todos ellos porque me han llevado de la mano hasta este momento tanto a nivel profesional como a nivel personal, enseñándomelo todo.

Y por último y por tanto el más importante de todos, quiero agradecérselo a Eva, mi mujer, mi novia, mi pareja… como queráis decirlo. Creedme que si no fuera por ella, y por como anima y empuja, ahora no estaríamos hablando la reinauguración de esta galería.

Muchas gracias a todos

Ivan Fonfreda Escolà

Aún no hay ningún comentario publicado todavía.

Dejar un comentario